Los abuelos golondrina. Cómo afecta a los mayores el cambio de hogar en vacaciones

Los abuelos golondrina. Cómo afecta a los mayores el cambio de hogar en vacaciones

Durante el año, y sobre todo en verano, muchas personas mayores deben cambiar su hogar para ser atendidos de forma alternativa por sus hijos o acudir a una residencia, es lo que se conoce como “abuelos golondrina”. Según los expertos, este cambio de lugar de residencia en los ancianos puede producirles problemas serios en su salud; es por ello que debemos conocer cómo afrontar esta situación para intentar minimizar las consecuencias.

Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), el 30% de las personas mayores de 65 años vive con sus hijos y de ellos, el 66% tiene algún grado de dependencia (el 37% presenta una dependencia leve, el 14% una dependencia moderada y el 15% tiene una dependencia grave). Además, el SEGG estima que el 0,6 % de estos mayores dependientes cambia con frecuencia de domicilio y el 2,8 % rota la casa de un hijo por la de otro, al menos una vez al año, sobre todo en vacaciones. Se está volviendo al modelo del “abuelo golondrina”, el mayor que carece de residencia fija y se reparte su cuidado entre los hijos.

Leer más »