Cómo alargar fácilmente la vida de tus electrodomésticos

Cómo alargar fácilmente la vida de tus electrodomésticos

Los electrodomésticos tienen una vida útil que podemos aumentar si tenemos en cuenta una serie de recomendaciones. Normalmente no leemos las instrucciones de uso, ni hacemos caso de las advertencias del fabricante, vamos con prisa y usamos los electrodomésticos de forma incorrecta  e incluso, en ocasiones, de forma peligrosa. Siguiendo estas sencillas sugerencias, nuestros electrodomésticos, además de funcionar durante más tiempo, podemos lograr que funcionen mejor.

Lavadora

  1. La vida media de una lavadora suelen ser 12 años, usándola una media de 5 veces a la semana.
  2. Antes de meter la ropa, supervisa que no hay nada en los bolsillos ya que las monedas, horquillas, etc., pueden obstruir los desagües.
  3. Usa detergente apropiado para lavadoras.
  4. No pongas nada encima de la lavadora.
  5. Para prolongar su vida, debemos lavar a una temperatura de 30 ºC para que las enzimas de los detergentes funcionen correctamente.
  6. Seca la goma que rodea la entrada de la lavadora después de cada lavado, así como los compartimentos del detergente y el suavizante, ya que se pueden producir hongos.
  7. No sobrecargar el tambor porque trabajará en exceso y repercutirá en su funcionamiento.
  8. Descarga la lavadora en cuanto termine el ciclo de lavado ya que si está cargada con la ropa mojada, puede dañarse el tambor.
  9. Para lavar el tambor una vez al mes, pon un ciclo de agua caliente agregando zumo de limón o vinagre en el compartimento del detergente, de esta forma eliminaremos fácilmente la cal.

Nevera

  1. Los frigoríficos se deben transportar siempre de forma vertical, no inclinándolo más de 40 grados ya que el aceite del compresor se puede salir y dañar todo el sistema.
  2. Después de transportarlo debes esperar al menos, 12 horas, antes de encenderlo también para evitar que se salga el aceite.
  3. Situarlo lejos de las fuentes de calor como ventanas, radiadores y horno. El motivo es que el motor del refrigerador se sobrecalienta y puede llegar a fundirse.
  4. Nunca guardes comida caliente en la nevera, espera a que se haya enfriado.
  5. Aunque tu nevera no necesite descongelarse, es apropiado desenchufarla una vez al año y limpiarla bien por dentro con jabón neutro y una bayeta fina.
  6. También aprovecha para limpiar la parte trasera de polvo con una aspiradora, por supuesto, también cuando esté desenchufada.
  7. Las juntas, las tiras de plástico que doman un sello entre la nevera y las puertas, nos ayudan a mantener la temperatura y conservar la energía, debes limpiarlas periódicamente con un jabón neutro. Si están muy dañadas quizá tengas que reponerlas.

Lavavajillas

  1. Coloca la vajilla correctamente y en el lugar designado.
  2. Antes de meter los platos, elimina los restos de comida y enjuágalos.
  3. Retira las etiquetas y adhesivos de los platos y los vasos para que no obstruyan los filtros.
  4. Usa detergente especial para lavavajillas.
  5. Ten cuidado de que ningún cubierto bloquee las aspas giratorias o el desagüe.

Microondas

  1. No pongas nunca nada encima del microondas ni obstruyas las rejillas de ventilación.
  2. Coloca un vaso de agua si vas a calentar alimentos de poco peso.
  3. No enciendas nunca el microondas vacío, el dispositivo que genera las ondas, magnetrón, se puede estropear.
  4. Usa siempre vajilla apta para microondas, ya que puedes provocar un incendio.
  5. Limpia siempre el microondas para que no haya restos de alimentos y hazlo con productos neutros y bayetas suaves.

Tostadora

  1. Ubica la tostadora lejos del fregadero para que n le caiga agua y de cortinas y estores, para evitar que se quemen.
  2. Nunca la manipules con las manos mojadas.
  3. Límpiala de vez de en cuando y siempre desenchufada.

Batidora

  1. No la uses con alimentos muy calientes, espera a que se enfríen a 70-80ºC
  2. Evita que se moje el motor. Para limpiarlo utiliza un paño húmedo.
  3. No la mantengas encendida mucho tiempo para evitar que el motor se caliente.
  4. Evita moler ingredientes secos.

Campana extractora

  1. Limpia los filtros con el extractor apagado, con agua caliente y un poco de detergente. Frótalos con un cepillo de púas y elimina la suciedad y restos de grasa.
  2. El interior y el exterior lo puedes limpiar pulverizando agua caliente con desengrasante o detergente. Acláralo con un paño limpio.

Siguiendo estos sencillos consejos ayudaremos a nuestros electrodomésticos a durar más y mejor.

Comentarios cerrados.