Prepara tu hogar para la llegada del otoño

Prepara tu hogar para la llegada del otoño

La llegada del otoño supone un cambio en nuestras rutinas y en nuestro entorno que, por supuesto, afecta a nuestro hogar. Estar preparado para la llegada del frío y adecuar la casa a los cambios y novedades del otoño será más fácil siguiendo estos sencillos consejos de nuestros profesionales del hogar.

  1. Limpieza general

La mayoría de las tareas de la casa las realizamos con regularidad para mantenerla limpia y en orden. No obstante, algunas se realizan cada más tiempo. En otoño, es un buen momento para hacer una buena limpieza a fondo de la casa y prepararla para la llegada del frío.

Si necesitas ayuda siempre puedes contratar a una asistenta de hogar que además de realizar la limpieza de forma profesional, lo hará de forma más rápida y exhaustiva.

Hay habitaciones que necesitan una especial atención, como el trastero, la buhardilla o la habitación de la casa que tienes habilitada para guardar y almacenar aquello que no es imprescindible y necesario en el día a día; ese cuarto que suele ser una “cajón de sastre”. Vamos a necesitar que esté en orden para recuperar la ropa de temporada y guardar ordenadamente las prendas y artículos propios del verano.

  1. Nueva decoración

El otoño es una estación de cambios y podemos aprovechar para darle un nuevo aire a algunas estancias de la casa, simplemente moviendo los muebles de sitio, reubicando objetos decorativos o cambiando los cuadros sitio.

  1. Cambio de ropa

En este mes comenzará a hacer más frío y es el momento de guardar la ropa de verano y sacar las prendas de invierno, el calzado apropiado y los abrigos.

Aprovechando el cambio de ropa, puedes seleccionar aquella que ya no usas o que esté más estropeada y reciclarla o donarla.

Antes de guardar las prensas en el armario, lo mejor es  lavarlas y plancharlas. De esta forma, ocuparán menos y se conservarán mejor para cuando las volvamos a sacar dentro de unos meses.

Puedes optar por guardarlas en cajas de almacenamiento o en bolsas de plástico que se cierran al vacío; así te ocuparán menos espacio y podrás dejarlo en arcones o en el trastero.

Para conservar mejor la ropa y ahuyentar a las perniciosas polillas, además de la naftalina, puedes elegir otras alternativas igual de eficaces y que no contienen productos químicos para proteger la ropa en los armarios, cajas y cajones. Es el caso de la corteza de cedro, las flores de lavanda o la combinación de romero, menta, tomillo, ginseng americano y clavo que, en pequeños saquitos de tela, darán un agradable aroma a nuestras prendas a la vez que las protegen.

  1. Alfombras como nuevas

Muchos hogares guardan las alfombras durante el verano. En esta temporada, es momento de volver a colocarlas pero antes hay que asegurarse de que el suelo está perfectamente limpio. Antes de ponerlas, lo mejor es pasarles el aspirador y revisar si necesitan una limpieza más profunda para dejarlas como nuevas.

  1. Selección de juguetes

Las casas con niños suelen ir acumulando juguetes. En verano, gozamos de tiempo de ocio y se tiende a comprar nuevos. También hay que ir pensando en aquellos que “serán traídos” en Navidad de modo que, lo aconsejable es que en otoño realicemos una buena limpieza, seleccionando aquellos que estén rotos para tirarlos y los que ya no se usan, lo mejor es limpiarlos y donarlos para darles una “segunda vida”.

  1. Puesta a punto de los exteriores

A1.2Prepara tu hogar para la llegada del otonyo-Rastrillo y hojas caidasTanto si tienes jardín, terraza, balcón o un pequeño rincón con plantas, este es el momento de dar un buen repaso a las plantas y al mobiliario.

Deberás podar las ramas secas de árboles y arbustos y preparar la tierra para la llegada del frío. También es la época de plantar algunas plantas que florecerán en primavera como los narcisos y tulipanes.

Si tienes árboles de hoja caduca, además, deberás ir barriendo las hojas secas que se van desprendiendo y que dan ese toque bucólico a tu jardín.

Los muebles de jardín merecen una especial atención para que podamos disfrutar de ellos como si fueran nuevos, la siguiente primavera. Aquellos que sean de madera y necesiten mantenimiento, deberás darles aceite o barniz para que pasen el invierno sin deteriorase y si son de otros materiales, lo mejor es colocar fundas impermeables protectoras.

También deberás guardar las lonas de las pérgolas, plegar y enfundar las sombrillas y recoger los toldos.

  1. Supervisión de estufas y ventilación

Antes de la llega del frío es aconsejable revisar el funcionamiento de la caldera, radiadores y estufas.

Necesitarás tener en perfecto estado la caldera, ya que va a trabajar con más intensidad durante los próximos meses, usamos más el agua caliente y ponemos en funcionamiento la calefacción.

Con respecto a los radiadores, es necesario purgarlos para eliminar el aire que pueda haberse acumulado en su circuito. Este aire perjudica la correcta distribución del calor por la casa,  afecta negativamente a su funcionamiento y produce molestos ruidos.

También, si se tiene chimenea, es buen momento para realizar una limpieza y así poder disfrutar de forma segura de un acogedor fuego con la llegada del frío.

Un buen aislamiento de puertas y ventanas es la primera medida para disfrutar de una temperatura adecuada. Debes reemplazar los burletes deteriorados y colocar nuevos  donde sea necesario. De esta forma, garantizaremos un buen aislamiento de nuestro hogar.

Comentarios cerrados.