Truquitos sencillos para una terrorífica fiesta de Halloween

Truquitos sencillos para una terrorífica fiesta de Halloween

La noche del 31 de octubre, es la noche de Halloween, aunque se trata de una fiesta americana y nosotros lo que celebramos es el día de Todos los Santos a nivel nacional, supone una muy buena excusa para organizar una fiesta, disfrazarse y decorar la casa.

Para ayudarte, te proponemos una serie de trucos muy sencillos para que puedas aterrorizar a tus invitados de la forma más divertida.

Una bienvenida de muerte

Felpudo de la Bruja del Este de “El Mago de Oz”entrada-bruja

Antes de que entren a la fiesta ya puedes organizar una buena sorpresa, dándoles la bienvenida a tus invitados con un felpudo muy original y divertido.

Sólo necesitas rellenar con papel o con churros de piscina unas medias a rayas y ponerles unos zapatos de tacón, preferiblemente rojos. Coloca las medias bajo el felpudo y parecerá que la bruja está bajo la casa.

Necesitas: Felpudo, medias a rayas, churros de piscina o papeles y zapatos.

Nivel de dificultad: Fácil.

Puerta tenebrosa

puerta1

La puerta principal de la entrada puedes decorarla de mil formas, hay manualidades de todo tipo. Nosotros te proponemos algo sencillo a la par que terrorífico… y divertido. Sólo debes dibujar el pelo, la boca y los ojos en la cartulina de colores, recortarlo y pegarlo en la puerta.

Necesitas: Cartulina de colores: negra, blanca y verde, tijeras y celo para pegar.

Nivel de dificultad: Fácil.

Iluminación aterradora

Luces fantasmagóricas

bombillas

La iluminación es fundamental en una fiesta y si, además, lo que queremos es ambientar con ella, tenemos muchas opciones terribles. Podemos optar por dar un toque espectral creando “fantasmitas caseros” de forma muy sencilla con bonitas guirnaldas envueltas en tela blanca. Cierras la tela con hilo blanco y dibujas los ojos y la boca con rotulador permanente negro.

Necesitas: Guirnalda de luces redondas, tela blanca, hilo blanco, tijeras y rotulador permanente.

Nivel de dificultad: Fácil.

Velas momificadas

Puedes crear unas pequeñas momias luminosas y dejarlas en rincones para ambientar las habitaciones o en la entrada.velas

Solo tienes que vendar un tarro de cristal, ponerle ojos de plástico e introducirles una vela.

Necesitas: Botes de cristal, gasas, ojos de plástico y velas.

Nivel de dificultad: Muy fácil.

 

Decoración de la casa

Fantasma flotante

fantasma

Es una de las decoraciones más impresionantes a la vez que sencilla. Dejarás boquiabiertos a todos con un fantasma que se sostiene solo. Tienes que hacer el cuerpo del fantasma con una botella, una pelota y un alambre. Le das forma, lo cubres con una tela ligera, una gasa por ejemplo, y lo rocías con almidón.

Hay que esperar a que se seque.Para hacer los ojos puedes recortar dos círculos de cartulina negra. Quitamos con cuidado el cuerpo del fantasma y … ¡ya está! Tu fantasma está hecho.

Necesitas: Botella, pelota, alambre, gasa o tela transparente, almidón en spray, cartulina negra y tijeras.

Nivel de dificultad: Media.

Murciélagos de papel

murcielago

Los murciélagos de papel son una manualidad muy divertida y que los más peques pueden ayudarte a hacer. Doblas la cartulina negra en dos y haces la forma de la mitad del murciélago, recortas y desdoblas.

Necesitas: bolsas de basura negra o cartulina negra, tijeras y celo.

Nivel de dificultad: Medio

Globos fantasma

globos

Los globos son los imprescindibles de cualquier fiesta y en esta, sólo necesitamos darle un toque monstruoso.

Hay multitud de formas de decorarlos pero nosotros te proponemos algo muy muy sencillo. Inflas globos blancos y con rotulador permanente negro les dibujas ojos y boca. Colócalos por toda la estancia, quedarán genial.

Necesitas: Globos blancos y rotulador permanente de color negro.

Nivel de dificultad: Muy fácil.

Tarros brillantes

tarros

Además de detalles terroríficos debemos incluir algún tipo de decoración mágica, y con esta idea, podrás tenerla. Pinta el interior de unos tarros de cristal con gotas de pintura fluorescente que brilla en la oscuridad y después llénalos de agua. Sencillo y muy original.

Necesitas: tarros de cristal vacíos, pintura fluorescente y agua.

Nivel de dificultad: Muy fácil.

Aperitivos de miedo

Cesta de chucherías de Halloween

tarros-chuches

Puedes crear unas divertidas cestas- calabaza con tarros de cristal, pintados por dentro con pintura naranja o amarilla. Dibuja los ojos y la boca con rotulador negro permanente y para crear el asa utiliza un alambre fino que debes atar alrededor de la boca del tarro. Cuando todo esté seco, puedes llenarlos de ricas gominolas y ponerlas por diferentes puntos de la casa para que tus invitados puedan ir picando.

Necesitas: Frascos de cristal, pintura al óleo de color naranja o amarillo, pincel, cinta adhesiva muy ancha, rotulador permanente, alambre y alicates.

Nivel de dificultad: Medio.

Sangría con sorpresa

sangriaa

Para que también puedan disfrutar de nuestra rica sangría los más pequeños te proponemos hacerla de zumos, muy refrescante.

Daremos el aspecto sangriento que deseamos, decorando los vasos de los invitados. Sólo tienes que poner en un plato sirope de fresa y colocar el vaso boca abajo para empapar el borde, le damos la vuelta y el sirope chorrearán, dándole un aspecto siniestro.

Para la decoración necesitas: vasos, un plato y sirope de fresa.

Nivel de dificultad: Medio.

Para la sangría necesitas:

  • Zumo de naranja, dos vasos
  • Dos manzanas medianas
  • Zumo de uva, 6 vasos
  • Azúcar, medio vaso
  • Un limón y una naranja
  • Gaseosa, un litro y medio
  • Cubitos de hielo

Y ya solo te queda disfrutar de tu gran fiesta… terrorífica.

Comentarios cerrados.