5 divertidas actividades para disfrutar el verano con niños

5 divertidas actividades para disfrutar el verano con niños

Las vacaciones son el momento ideal para compartir con los niños un tiempo precioso, para realizar actividades divertidas y diferentes y sobre todo, para estar juntos en familia. También, son varios meses y puede haber momentos en los que los peques terminen aburriéndose. Por eso, te damos algunas ideas para cuidar de los niños en verano, disfrutando de actividades divertidas.

Estamos deseando que lleguen las vacaciones pero en el caso de los niños son muchos días y debemos plantificar el tiempo con ellos para que, aunque haya tiempos de tranquilidad, no se apodere de la casa el aburrimiento.

  1. Manualidades caseras

Hay mil actividades que se pueden hacer cada día; desde fabricar pompas de jabón, a hacer figuras de arcilla, plastilina, pintar con acuarelas, hacer collage con telas o papeles y un largo etcétera. Puedes establecer una actividad diferente cada día y sorprender a los peques con divertidas y económicas manualidades.

  1. Producción cinematográfica

A los niños les encanta grabar videos y hacer fotos, así como actuar, cantar y bailar. Si todo ello lo unes, tienes unos artistas dispuestos a disfrutar creando sus propios videos. Puedes prestarles tu móvil o tablet y con una de las numerosas app gratuitas para editar video, que tiene andorid y iphone, pueden crear trailers, grabar videoclips y producir sus propias películas.

Suelen ser aplicaciones sencillas que los niños pueden manejar sin complicación.

Podéis escribir el guion o dejaros llevar e ir improvisando.

Lo importante es divertirse y dejar volar la imaginación.

Además, puedes aprovechar y organizar un cine fórum con amigos, reproduciendo todas las creaciones de los niños.

  1. Grandes chefs

Podemos convertir el momento del almuerzo en una oportunidad para aprender nuevas recetas y poner en práctica nuestras habilidades culinarias. Hacer pan es un ejercicio increíble y divertido para los niños: amasar el pan, ver cómo cuece y después comer tu propia creación con aceite, mermelada o miel es uno de los mayores placeres para los más pequeños.

También se pueden hacer magdalenas, tartas, pizzas… incluso recetas rápidas donde no intervenga el horno como brochetas de futas, macedonias, picnics de queso y verduras, sándwiches, etc. Lo importante es que sean los niños, con tu ayuda, los que cocinen lo que van a tomar en el almuerzo.

dos chicos en el columpio del parque infantil

  1. Visitar nuevos lugares

Conocer sitios nuevos o aprovechar para quedar con amigos es una alternativa estupenda para disfrutar en vacaciones. Podemos organizar salidas a conocer algún museo o lugar emblemático o simplemente, podemos salir y jugar en el parque, hacer la compra, visitar a los amigos, etc. Un buen lugar al que visitar es la biblioteca, podéis pasar un momento divertido investigando y descubriendo libros que os podéis llevar a casa. De esta forma, fomentas la lectura y estableces unas salidas específicas para ir a la biblioteca.

  1. Actividades al aire libre

En función de la temperatura y la hora, podemos realizar unas actividades u otras.

El ejercicio es fundamental y es necesario realizar cada día algún deporte donde los niños puedan quemar energías y disfrutar. Podemos ir a montar en bici, a pasear,  saltar a la comba, jugar a la pelota, un partido de fútbol o baloncesto, a primera hora de la mañana, aprovechando que todavía no hace demasiado calor o por la tarde cuando se esté yendo el sol, y realizar otro tipo de actividades como ir a la piscina, donde podremos refrescarnos, en las horas centrales del día.

Es muy recomendable hacer juntos el calendario semanal con todas las actividades y planificar las salidas, involucrar a los niños en lo que van a hacer y que puedan elegir, les resultará divertido y les dará mucha seguridad saber con antelación cómo va a ser su estupendo día de vacaciones.

Comentarios cerrados.