Cómo prevenir los accidentes de hogar

Cómo prevenir los accidentes de hogar

La mayoría de los accidentes en el hogar se pueden prevenir.

Los niños y las personas mayores son los miembros de la familia más propensos a sufrir un accidente doméstico. Las estadísticas demuestran que son los pequeños de menos de cuatro años los más vulnerables y los que suelen sufrir accidentes de hogar como las quemaduras, cortes, caídas, ahogamientos, intoxicaciones y electrocuciones. Según diferentes estudios, estos son los accidentes más comunes y, sobre todo, que pueden ser evitables si los padres y cuidadores actúan correctamente.

Hay que enseñar a los niños, siempre según la edad, todo lo que puede representar un peligro para ellos y las consecuencias de sufrir un accidente doméstico.

Evitar un accidente de hogar es fundamental y sobre todo, posible.

Evitar caídas, resbalones y golpes

A veces parece imposible mantener una casa recogida si tienes niños pequeños: juguetes por el suelo, líquidos der tengo aquí un vaso para hacer. De negro ramados, pinturas tiradas, etc.  Para evitar tropiezos y caídas se debe mantener el suelo recogido, libre de obstáculos y limpio de líquidos.

Utiliza alfombras antideslizantes para el suelo y alfombrillas o pegatinas para hacer la bañera más segura y evitar así uno de los accidentes domésticos más comunes.

Las caídas por las escaleras son otro de los accidentes de hogar más comunes. Enseña cuanto antes a los pequeños cómo subir y bajar de forma segura y coloca barreras que impidan el acceso en caso de ser necesario.

Las ventanas son otro de los puntos más peligrosos de la casa y que debes tener muy en cuenta a la hora de mantener tu hogar seguro. Aquellas ventanas que estén a menos de un metro del suelo, protégelas con barandillas, barrotes o rejas. Pon, además, un sistema de bloqueo para su apertura.

Fija a la pared las cómodas, cajoneras y estanterías, de modo que no puedan aplastar a los pequeños en caso de que abran todos los cajones o se suban a ellos. Por supuesto, hay que impedir que esto ocurra evitando una desgracia por este tipo de accidente doméstico.

Evitar intoxicaciones

Los medicamentos y los productos de limpieza o químicos deben estar guardados en un lugar alto de difícil acceso para los niños.

Evita guardar productos tóxicos de limpieza en envases comunes como botellas de agua de plástico ya que puede inducir a error y los niños pueden pensar que se trata de una bebida.

Mantén las pilas también alejados de los niños, son extremadamente peligrosas y producen más accidentes domésticos de los que uno podría pensar.

Si pintas, barnizas o fumigas, deja pasar un tiempo prudencial hasta que desaparezca el olor y ventila correctamente.

No utilices estufas ni braseros en los dormitorios y mantén al día las revisiones de la caldera.

Evitar quemaduras, incendios y descargas eléctricas; unos de los primeros accidentes domésticos

niña pequeña en el suelo cogiendo su biberónMantén alejados a los niños de la cocina y de la zona de plancha.

Los mangos de las sartenes y de las cacerolas deben permanecer dentro de la zona de cocción y utiliza tapas para evitar las salpicaduras. Y por supuesto, no dejes jugar a los niños con fuego, mecheros o cerillas para que no se quemen ni prendan fuego a nada.

No dejes nada cocinando en el fuego sin supervisión.

Limpia regularmente los filtros de la campana extractora de la cocina así como el tiro de la chimenea.

Para evitar descargas eléctricas no se deben manipular aparatos eléctricos si tienes las manos mojadas o estás descalzo aunque el suelo esté seco.

No pongas estufas eléctricas en el baño y mucho menos cerca de la bañera.

Coloca protectores en todos aquellos que enchufes que están al alcance los niños y no tengan ningún aparato conectado.

Evitar heridas y cortes

Guarda todos los utensilios punzantes o con filos que puedan dañar a los niños: tijeras, cuchillos, agujas de coser, cuchillas de afeitar, etc. Y si es necesario, coloca bloqueador de cajones o cierres de seguridad para impedir que puedan abrir ciertos armarios.

Mantén también fuera de su alcance la vajilla y la cristalería para evitar que la manipule y se rompa.

Prevenir, enseñar y no perder de vista a los más pequeños es la mejor forma de evitar accidentes de hogar.

En fin, hoy en día además estamos tan ocupados que encontramos poco tiempo para vigilar mejor nuestros niños y cuidar de nuestros mayores. Siempre puedo contar con nuestros consejos y soporte en el cuidado de los suyos y de su casa.

Comentarios cerrados.