Decálogo para la seguridad infantil en piscinas

Decálogo para la seguridad infantil en piscinas

Ha llegado el verano y con él, según las estadísticas, se triplican las lesiones infantiles siendo los ahogamientos el principal peligro. Las cifras de accidentes de niños en piscinas son demoledoras:

  • El 70% de las víctimas de ahogamiento son menores de 4 años
  • El 86% de los fallecimientos se produce en piscinas privadas
  • 000 menores mueren en Europa por ahogamiento cada año

La falta de normativas de seguridad infantil y estos datos obligan a seguir una concienciación para intentar reducir el número de accidentes y que los niños puedan disfrutar de la piscina, bajo nuestro cuidado, sin peligro.

Los niños son un grupo de alto riesgo ya que su escasa motricidad y su percepción del peligro, casi nula, así como su curiosidad, dan como resultado que debamos extremar las precauciones en el cuidado de los niños cuando estemos en la piscina. Los adultos debemos tener en cuenta que con tan solo 6 cm de agua, un niño puede ahogarse.

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil recoge una serie de medidas preventivas para evitar ahogamientos que debemos tener en cuenta cuando estemos cuidando a niños en una piscina.

  1. Siempre con vigilanciaDecálogo para la seguridad infantil en piscinas - niño delante de pisicna

Estar en la piscina con niños exige a los adultos estar en alerta constante. Si se trata de una reunión o una fiesta, lo idóneo es ponerse de acuerdo entre todos los adultos para ir vigilando por turnos y así poder controlar correctamente a los pequeños.

  1. La norma de 10/20

Esta norma de seguridad infantil señala que cada 10 segundos se debe mirar a la piscina para ver qué niños hay dentro y alrededor y cerciorarnos de que se puede llegar hasta ella en menos de 20 segundos. Debemos intentar evitar distracciones, sobre todo, con el móvil.

  1. Estudia el recorrido y obstaculízalo

Realizar el recorrido que haría el niño hasta llegar a la piscina si no tuviera supervisión para intentar ponerle todos los obstáculos posibles y, en función de los riesgos detectados, instalar dispositivos de seguridad tanto interior como exterior.

  1. Aprendizaje e información

Una de las partes más importantes de la seguridad infantil es enseñar a los niños a los flotar primero y a nadar cuando sea posible. También a respetar a los demás niños y las instalaciones.

  1. Evita los juegos peligrosos

Hay que avisarles de los peligros de ciertos juegos que deben quedar prohibidos como las aguadillas o los empujones al agua.

Los niños deben aprender a tirarse de cabeza siempre donde cubre y que no deben correr por el borde de la piscina.

  1. Dispositivos de rescate

Siempre se ha de tener salvavidas, pértiga y teléfono móvil para llamar a emergencias.

  1. Dispositivos de seguridad

Debemos emplear todos los elementos de seguridad infantil activa, pasiva y de retención.

Las vallas y cobertores son elementos de seguridad activa que evitan el contacto directo del niño con el agua deben cumplir con la normativa AFNOR. También son necesarios los elementos de seguridad pasiva como las alarmas perimetrales y de inmersión que detectan y avisan cuando pequeño sobrepasa una zona o cae al agua.

También se deben usar elementos de flotación seguros como los chalecos adecuados para el niño. Deben llevar el marcado CE y estar correctamente hinchados. Hay manguitos, flotadores y colchonetas que no son adecuados para los niños ya que pueden darse la vuelta y provocar el ahogamiento.

  1. Mantener el orden dentro y fuera de la piscina

Los juguetes deben permanecer recogidos tanto dentro del agua, ya que puede ser atrayente para el pequeño y al intentar alcanzarlo caer al agua como fuera de ella, ya que puede tropezar y caer.

Las pequeñas piscinas hinchables para bebés deben vaciarse después de cada uso y estar recogidas. Con tan solo 6 cm de agua, un pequeño puede tener un accidente.

  1. Limpieza y mantenimiento

Mantener correctamente todos los elementos de la piscina para que no pueda quedar atrapado, sufrir lesiones o ser succionado es fundamental en la seguridad infantil. Los adultos deben saber cómo desconectar todos los dispositivos y mantener la piscina limpia para que se pueda ver el fondo.

  1. Primeros auxilios

Tanto los adultos como los niños deberían aprender a realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP) para poder actuar en caso de emergencia.

Las piscinas son un lugar estupendo donde los niños pueden jugar y divertirse pero para ello, los adultos debemos extremar las precauciones. Si busca una cuidadora de niños durente el verano, desde CasaLista le podremos asesorar.

Comentarios cerrados.