Cómo elegir al cuidador ideal para una persona mayor

Cómo elegir al cuidador ideal para una persona mayor

Ha llegado el momento de buscar una solución para cuidar a un ser querido, mayor, que necesita ayuda y cuidados en su rutina diaria. Ante esta situación de la necesitad del cuidado de personas mayores hay varias alternativas: buscar una residencia de ancianos, llevar a la persona mayor a vivir con usted o contratar a un cuidador profesional que velará por su bienestar.

Muchas personas mayores prefieren seguir viviendo en su propia casa y continuar con sus rutinas, ayudadas por un profesional de cuidado de personas mayores cualificada. No obstante, pensar en dejar a un ser querido al cuidado de un desconocido puede causar preocupación.

 

Si decide esta opción, debe saber cómo elegir un cuidador de una persona mayor:

 

Definir las necesidades de la persona mayor a cuidar

Cuidadora con persona mayorDebemos ser conscientes de las necesidades de la persona mayor que va a ser atendida, cada persona mayor requiere de unas atenciones, horarios y costumbres que se deben respetar y no es lo mismo cuidar a una persona totalmente válida a la que hay que ayudar en las tareas domésticas que a una persona con movilidad reducida o algún tipo de enfermedad.

Dependiendo de lo que necesitemos, buscaremos una empleada del hogar, alguien con fuerza para ayudar a levantarse y moverse o a un profesional  con conocimientos de enfermería.

En función del tipo de profesional que necesitemos, le solicitaremos la titulación precisa: auxiliar de enfermería, auxiliar de geriatría, auxiliar de clínica, etc. O experiencia como persona de compañía o trabajadora doméstica.

Lo primordial es saber el tipo de profesional para cuidar de personas mayores que vamos a requerir y la titulación acorde para despeñar sus tareas.

 

Saber dónde buscar el mejor cuidador de  personas mayores

Es importante saber que hay empresas especializadas en la selección cuidadores de personas mayores para encontrar al profesional adecuado para cada caso.

La búsqueda y las entrevistas suelen llevar mucho tiempo y no se puede hacer con prisas pero también sabemos que cuando se requieren estos servicios es porque la necesidad es inminente.

Hay que tener  en cuenta que lo primordial es la persona mayor a la que se va a cuidar y sus necesidades. Se debe seleccionar al cuidadores de personas mayores que nos dé confianza y para ello, si no podemos hacer el proceso de selección, lo mejor es confiar en empresas con experiencia que, con antelación y rigor, han realizado una selección previa.

Debemos evitar el oportunismo de muchos que carecen de formación o experiencia y el intrusismo de muchas empresas ilegales que funcionan como Agencia de Colocación.

 

Conocer el salario adecuado para un cuidador de personas mayores

Las empresas especializadas analizan de forma personalizada las condiciones que se ofrece al cuidador, verificando que son coherentes con los objetivos que se pretenden conseguir y la remuneración acorde.

Los salarios de los cuidadores de personas mayores no los establecen los empleadores ni los trabajadores individualmente, sino que los fija el mercado laboral, es decir el conjunto de empleadores y trabajadoras a través de sus decisiones reales de contratación y acuerdos de remuneración.

 

Entrevistar de forma personal

Recomendamos realizar una entrevista personal a todos los candidatos para el cuidado de personas mayores que se ajusten al perfil que estamos buscando y que la persona mayor que va a ser atendida esté presente. De esta forma, también podrá evaluar y escoger al cuidador que considere más adecuado y con el mejor conecte; al fin y al cabo va a convivir con él y es muy importante su opinión.

 

Tener en cuenta sus cualidades personales

Además de su cualificación y de la impresión que os dé a ambos, debe tener en cuenta algunas cualidades que tiene que tener un cuidador de personas mayores:

  • Carácter amable, cariñoso y paciente
  • Capacidad para tomar decisiones, resolutivo
  • Empático y diligente
  • Respetuoso con las costumbres del mayor y con su intimidad

Se trata de un desconocido al que le vamos a dejar a cargo un ser querido que necesita de su ayuda, de modo que debemos estar convencidos de que el cuidador de la persona mayor será capaz de resolver situaciones importantes, que estará vigilante antes los cambios anímicos y físicos del mayor y que le motivará para mantener su calidad de vida.

 

Conocer las tareas que puede realizar

Las tareas que puede desempeñar el cuidador de la persona mayor dependerá tanto de las necesidades que tengamos como de la cualificación que exijamos pero por lo general el cuidador de personas mayores:

  • Ayuda en las tareas domésticas o se encarga totalmente
  • Acompaña al mayor en sus quehaceres tanto dentro del hogar como fuera
  • Ayuda en los desplazamientos
  • Supervisa la toma de medicamentos y el seguimiento de
  • Realiza cuidados de enfermería
  • Ayuda en las comunicaciones con los demás
  • Resuelve situaciones conflictivas con eficacia y cariño

 

Pedir referencias

Las empresas especializadas en la selección de personal para el cuidado de mayores suelen gestionar las referencias que te facilitarán en caso necesario. Nuestro consejo es que es imprescindible conocer la valoración de otras personas que han trabajado con él desempeñando el mismo trabajo.

 

Firmar contrato

Cuando ya se haya elegido al cuidador, se debe firmar un contrato escrito donde se reflejen todos los puntos acordados: remuneración, horario, tareas, etc. Y se dé legalidad a la relación profesional que se va a establecer.

 

Dar de alta en la Seguridad Social

El alta en la Seguridad Social se debe tramitar el mismo día que el cuidador se incorpore al trabajo por si se produjera algún accidente.

cuidadora de personas mayores

Aunque contratemos un buen profesional que cuide y vele por la seguridad de la persona mayor, no debemos olvidar la supervisión de su trabajo y exigir el cumplimiento de sus funciones.

Comentarios cerrados.