El Papy Boom: Una sociedad de ancianos en 2050

El Papy Boom: Una sociedad de ancianos en 2050

Todos los países están experimentando un cambio en su sistema demográfico, la población mundial está envejeciendo. En 2050, la proporción de habitantes mayores de 65 años se duplicará y España ostentará el primer puesto en ser el país más anciano del mundo, gracias al papy boom que estamos viviendo hoy. Esta situación tendrá numerosas consecuencias entre las que cabe resaltar el incremento de un 50 por ciento en la atención a los mayores. ¿Estamos preparados?

En 2050, la proporción de habitantes personas  mayores de 65 años en el mundo, se duplicará, pasando del 11% al 22%, es decir que pasaremos de 605 millones a 2000 millones de ancianos en los próximos años. España será entonces, según la Organización de Naciones Unidas (ONU), el país más anciano del mundo con un 35,7% de la población, cerca de 17 millones de personas mayores.

Las tasas de natalidad y de mortalidad actual han sufrido una gran disminución, incluso cabe destacar que la mortalidad ha superado a la natalidad. Además, hemos mejorado nuestra esperanza de vida, que alcanza cifras como 85,8 años para las mujeres españolas y 80,5 para los hombres, y la tendencia va en aumento. En 2015, el 19% de la población española superaba los 65 años, lo que se traduce en que una de cada cinco personas está en edad de jubilarse, un fenómeno conocido como el papy boom, denominado así por el elevado número de jubilaciones que tendrán lugar entre 2006 y 2025 en los países desarrollado.

Por qué se produce el papy boom

Aunque la industrialización de siglo XX dejó tasas de natalidad muy bajas (en EEUU por ejemplo hay una media de 1,87 hijos por mujer), entre los años 60 y 70 se produce el baby boom, un aumento importante de la población, una población que hoy está llegando a la edad de jubilación, entre los 40 y 60 años.

El Papy Boom-Familia completa con todas las generaciones

Entre las consecuencias del papy boom:

Peligra el sistema de pensiones

Las pensiones representan una gran parte del gasto público; en España, se calcula que representan alrededor de un tercio de este. Se estima que se necesitan cuatro trabajadores activos para pagar una pensión de las personas mayores jubiladas. Si una de cada cinco personas mayores es pensionista y que la población activa representa en España el 59,28%, es imposible mantener el sistema de pensiones actual.

Aunque se cuente con la inmigración, que supone una parte importante de la población productiva, la tasa de dependencia sigue aumentando, es decir que se siguen necesitando más trabajadores que coticen.

Aumento de los gastos médicos

Las personas mayores son los que más utilizan la sanidad pública. Si se duplica el número de ancianos, aumentarán los gastos en este sector.

Demanda de empleo en sector senior

El aumento de personas mayores  también significa un incremento en la demanda de empleo del sector del cuidado. Se necesitará más personal en hospitales, residencias, en el cuidado personal de ancianos a domicilio y se crearán nuevos puestos de trabajo.

Se necesitarán más profesionales y especialistas en el cuidado de personas mayores y ancianos para cubrir esta gran demanda.

Se estima que dentro de 30 años, se multiplicará por cuatro el número de personas mayores dependientes, es decir que no pueden valerse por sí mismos ya que padecen limitaciones de movilidad o problemas físicos o mentales y necesitarán asistencia a largo plazo así como cuidados domiciliarios en su día a día.

También se deberán renovar las infraestructuras para adaptarlas a un sector poblacional en aumento, ciudades accesibles, edificios inteligentes, etc.

Ante esta situación, además de que la sociedad se prepare, existen soluciones para corregir los problemas del envejecimiento poblacional:

  1. Reforzar el sistema sanitario y de pensiones: Se puede favorecer la sanidad y el sistema de pensiones en los gastos públicos para continuar con una buena calidad de vida en todas las etapas de esta. Para ello, habría sin embargo que redirigir fondos públicos hacia estos sectores, un tema bastante polémico actualmente.
  2. Fomentar la asistencia a domicilio para personas mayores profesionalizada para aumentar la calidad de vida de los mayores y que cuenten con los cuidados necesarios.
  3. Favorecer la inmigración de mano de obra cualificada: Atrayendo trabajadores del exterior de países donde las tasas de natalidad siguen siendo altas, favorecemos el rejuvenecimiento de la edad media de la población.
  4. Promover la natalidad: Adoptar medidas para aumentar las tasas de natalidad, a través de la concienciación, de desgravaciones fiscales, ayudas, etc.

Sin duda nos encontramos ante un reto y estamos a tiempo de paliar las complicaciones y prepararnos para afrontarlo con éxito.

Comentarios cerrados.