“Quédate con nosotros”, el pueblo cacereño convertido en residencia de personas mayores

“Quédate con nosotros”, el pueblo cacereño convertido en residencia de personas mayores

El pueblo cacereño de Pescueza se “ha convertido” en una residencia de mayores en su lucha contra la despoblación. Pescueza tiene 168 habitantes, de los cuales más de la mitad superan los 65 años, muchos han alcanzado los 80 y una vecina está cerca de los 100. Nuestras expertas en el cuidado de personas mayores le detallan el proyecto.

Su alcalde, José Vicente Granado Granado, puso en marcha ahora ya 8 años una innovadora iniciativa con el objetivo de que las personas mayores no tuvieran que abandonar su hogar para ser cuidados. Se trata de un proyecto que contempla una serie de medidas en materia de accesibilidad y servicios al ciudadano cuyo objetivo es el que anuncia su eslogan “Quédate con nosotros”. Con estas importantes medidas se pretende que las personas mayores no tengan que abandonar su hogar y tener que vivir en residencias alejadas del pueblo. «Queríamos romper con la forma tradicional de cuidar a nuestros ancianos y que su última etapa no la pasaran en una residencia alejada de su pueblo, sino en su propio hogar, en sus calles, en su plaza de toda la vida», explica el alcalde.

Muchos mayores no pueden valerse por sí mismos y sus familias se encuentran en otras localidades, no pudiendo cuidar de sus familiares mayores. Además del centro de mayores inaugurado hace ocho años, para poder sentirse seguros y cuidados, el municipio cacereño cuenta con sistemas de televigilancia, pasamanos en las calles para evitar accidentes y caídas y un coche eléctrico para trasladar al centro de salud, al centro de mayores o ayudar en sus recados, a los ancianos del pueblo.

Casi una década después de poner en marcha estas iniciativas, el pueblo se ha convertido en una mega residencia de mayores al aire libre. Todos los días, las auxiliares del centro residencial se encargan de trasladar a los ancianos al centro o a la consulta médica, les proporcionan ayuda a domicilio y servicios de cuidados al mayor.

Además del coche eléctrico, se han puesto en marcha iniciativas que aportan más seguridad a los ancianos. Todas las personas mayores del pueblo están inscritos en un proyecto en el que si se produce una situación de emergencia o necesitan ayuda, pueden pulsar el botón rojo de su teléfono y automáticamente se enviará su localización y alerta al centro de día.

Asimismo, instalaron el sistema de videovigilancia avanzada en varias casas del pueblo que retransmiten las imágenes al ordenador del centro de día, de manera que, si se activan las alarmas, las auxiliares del centro pueden acudir en su ayuda.

señora mayor con bastón apoyándose en barandilla

La accesibilidad de las calles también ha sido una prioridad en Pescueza. Las más transitadas cuentan con pasamanos para aumentar la seguridad. Una iniciativa que ha sido apoyada desde la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura, que colabora con la Diputación de Cáceres, con la Asociación para la Atención y la Integración Social de las Personas con Discapacidad Física de Extremadura (Apamex) y la Dirección General de Arquitectura de la Junta.

Apamex, destaca que se trata de una «buena práctica y modelo a seguir por muchos municipios de España en los que la orografía es compleja». Se trata de una medida original que ayuda a los mayores moverse con más facilidad y seguridad por el municipio.

Todas estas iniciativas están logrando que los mayores del pueblo no deban abandonar sus hogares. Hoy hay varias familias que trabajan en el proyecto ‘Quédate con nosotros’ y en la última década han nacido 13 niños.

Comentarios cerrados.

X
En AGOSTO no cerramos
 🙂 Como todos los años, NO CERRAMOS EN AGOSTO 🙂