10 curiosidades del mundo de la limpieza del hogar

10 curiosidades del mundo de la limpieza del hogar

Parece que todo está inventado y que, en lo que respecta a la limpieza, no hay secretos pero nuestras expertas en la limpieza del hogar nos cuentan muchas curiosidades del mundo de la limpieza que seguramente no conozcas.

Sabías que…

1 Los holandeses crearon la técnica para blanquear la ropa

Fueron los holandeses los que en el siglo XIII dieron con la técnica y mantuvieron el monopolio durante 500 años. Sumergían las telas en lejías alcalinas durante cinco días, las lavaban con agua y las tendían durante tres semanas en el suelo para secarlas al sol. Todo el proceso se repetía hasta seis veces y por último mantenían el tejido en leche agria, un proceso que llevaba varios meses.

2 La primera lavadora vio la luz en el siglo xx

¡Qué gran invento! Posiblemente uno de los que más ha cambiado el ritmo de la modernización de la sociedad y liberado a las mujeres de unas de las tareas más arduas de limpieza de hogar. La primera lavadora eléctrica apareció en 1901 de la mano del ingeniero estadounidense Alva Fishe que aplicó un motor a la máquina para girar el tambor a la vez que se añadía agua y jabón. Además, incorporó el “ojo de buey” para evitar salpicaduras y cortocircuitos. Su uso se popularizó cuando lo hizo la electricidad.

3 El lavavajillas se inventó 60 años antes de que se aceptara en los hogares

Su inventora fue Josephine Cochrane, hija de un ingeniero y nieta de quien patentó un barco de vapor. Casada con un político, organizaba numerosas eventos sociales después de las cuales, se debían lavar multitud de platos. Muchos de ellos acaban rotos. Esto motivó a Josephine a inventar un aparato que le permitiera lavar toda la vajilla sin que peligrara. Cuando enviudó, a los 45 años, y tuvo que encarar las deudas de su marido, es cuando patenta el primer lavavajillas en 1888. Hoteles y restaurantes fueron los primeros que probaron el gran invento y no fue hasta sesenta años más tarde cuando su uso se extiende a los hogares, otro gran alivio en la limpieza del hogar, sobre todo para familias numerosas donde los platos a fregar abundan.

4 El estropajo lo inventó un vendedor de ollas

Se trata de otro invento que parece que ha estado en nuestra vida diaria desde hace siglos. Y la verdad es que no fue hasta principios del siglo xx que Edwin W. Cox, un vendedor de ollas, se percata de la dificulta para lavarlas cuando la grasa se pegaba ya que se hacía con esparto o paños. Inventó pequeñas bolas de virutas de acero, el estropajo, y las regalaba por la compra de sus ollas. Tuvo tanto éxito que muy pronto dejó la venta de ollas para levantar su propio imperio. Y todo ello con el invento tan sencillo pero sumamente práctico en nuestra limpieza de hogar.

5 La plancha fue inventada por los egipcios

Los egipcios usaban para suavizar el lino algo muy parecido a la actual plancha. El famoso egiptólogo inglés Gardner Wilkinson, muestra un grabado en su libro Los egipcios, su vida y costumbres, donde podemos ver una plancha egipcia encontrada en Tebas, de 15 cm de largo y confeccionada en madera de tamarisco. ¿Cómo sería hoy en día el planchado en el hogar sin este invento?

6 España es uno de los países más limpios del mundo

Ocupamos el número 30 en la lista de los 149 países más limpios del mundo, precedidos entre otros por Noruega, Suecia, Suiza y Finlandia. Los últimos puestos los ocupan Angola y Nigeria. Naturalmente, aquí no estamos hablando solamente de la limpieza del hogar, sino de la limpieza de la en su estructura que nos rodea a diario.

7 El fregadero de la cocina contiene más bacterias que la taza del wáter

Curiosidades limpieza-limpiando el grifo con estropajo de acero

Se estima que en el desagüe del fregadero viven más de medio millón de bacterias por cada 6 centímetros cuadrados. La directora del control de infecciones en Long Island College Hospital, Nueva York (EE.UU.), Eileen Abruzzo, ha afirmado que el fregadero es el lugar menos higiénico de la casa, superando a la taza del wáter ya que los desperdicios de los platos, sartenes y ollas, son el lugar ideal para la proliferación de bacterias E.coli y salmonella. Pero por ello no hay que al amarse, llevamos siglos viviendo así y menos afectado en la salud, aunque podríamos considerar prestar algo más atención durante la limpieza de nuestro hogar.

8 La lejía no limpia

La lejía es un potente desinfectante, mata gérmenes y bacterias pero no limpia. Después de usar lejía, debes limpiar con agua y jabón. Por esta razón hay muchos productos que llevan la combinación de lejía y jabones para poder hacer lo todo durante un único proceso en nuestra limpieza de hogar.

9 El lavavajillas y la lavadora deben lavarse por dentro

Los electrodomésticos todos, deben limpiarse regularmente para que no proliferen hongos y bacterias.

Para mantener perfecto el lavavajillas solo has de colocar una taza llena de vinagre en la rejilla superior y poner un programa de lavado con agua caliente.

La lavadora se limpia llenándola con un litro de lejía y agua caliente. Pon un ciclo de lavado completo con la lavadora vacía.

Con estas sencillas técnicas tendrás dos electrodomésticos desinfectados.

10 En el siglo XIX era inmoral exponer el papel higiénico en las tiendas.

Los hermanos Scott, en 1880, comercializaron el papel higiénico enrollado que hoy conocemos pero lo tuvieron muy difícil porque se consideraba pernicioso y casi pecado tenerlo expuesto en las tiendas.

Comentarios cerrados.